Viernes, 29 Marzo 2019 09:44

Por el humo se sabe dónde está el fuego

Moisés Maestro López
Valora este artículo
(9 votos)
Por el humo se sabe dónde está el fuego Imagen de Hila Shaked [CC BY-SA 2.5 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)]

Se cree que el ser humano es capaz de utilizar el fuego desde hace al menos un millón de años. Mucho antes, sin embargo, había conocido su poder destructor y había aprendido a salir corriendo al ver u oler la primera señal de un incendio. Este conocimiento ancestral perdura hasta nuestros días y, de hecho, aunque no veamos el incendio, nos ponemos nerviosos si vemos una gran humareda. De ahí la conocida frase popular “por el humo se sabe dónde está el fuego”.

Cuando un material se quema, se produce una reacción química entre el oxígeno y dicho material. En esta reacción el material se oxida (como si fuese hierro mojado) a mucha velocidad y en el proceso se liberan calor y gases que suben arrastrando las cenizas y formando el humo. Por tanto, el calor y el humo son una consecuencia directa del fuego, detectando los segundos podemos encontrar el primero. De hecho, el calor liberado se utiliza para descubrir y evaluar los incendios. Con cámaras infrarrojas localizadas en satélites se puede detectar en qué puntos está activo el incendio, en este caso, “por el calor se sabe dónde está el fuego”.

clip image001

Imagen de Reinald Kirchner [CC BY-SA 2.0 ()] (Creative Commons)

Las combustiones no son un caso aislado, en las reacciones químicas es muy habitual que se produzca intercambio de calor; algunas de estas reacciones liberan calor (como una combustión) y otras, por el contrario, lo absorben. Este calor liberado o absorbido se puede medir y cuantificar y, de manera similar a los incendios, aportar mucha información sobre el proceso que lo ha originado.

Existe un tipo de reacción química particular en la que dos moléculas se unen para formar un complejo, es decir, pasan de ser moléculas aisladas moviéndose libremente en una disolución a agruparse y formar una asociación estable. Y, por supuesto, en esta reacción también se libera o absorbe calor (aunque menos que en una combustión). Estas reacciones son de especial interés para muchas investigaciones biológicas. Pueden explicar, por ejemplo, los mecanismos de acción de patógenos, como virus o bacterias; o qué fármacos son efectivos contra una enfermedad particular. La cantidad de calor que aparece en estas reacciones suele ser pequeño y para medirlo hace falta un aparato especial con una sensibilidad muy alta, capaz de detectar cambios de temperatura de centésimas de grado. Como este aparato mide calor, entra dentro de la categoría de calorímetros. Y este en concreto se denomina calorímetro de titulación isotérmica o ITC por sus siglas en inglés.

En un ITC encontramos dos compartimentos: un compartimento aislado, en el que solo hay agua y en el que “no va pasar nada” y otro compartimento de medida en el que se van a mezclar las dos moléculas y se va a registra el calor que se origina por la unión. En el compartimento de medida se añade una cierta cantidad de la molécula A disuelta en agua y se introduce una aguja que va a ir inyectando pequeñas cantidades de la molécula B (denominada normalmente ligando ya que se une o “liga” a la molécula A). En cada inyección, las moléculas de B se van a unir a las de A que queden libres y en ese proceso se desprende o absorbe un cierto calor que se registra. Dicho calor se mide siempre en referencia al compartimento en el que solo hay agua y en el que, por lo tanto, no va a haber ninguna reacción química.

ITC 2

Esquema de Moisés Maestro López

 

Tras cada inyección de B, quedarán menos moléculas de A libres hasta que al final ya no quede ninguna (se dice que se ha saturado). Entonces se analizan todos los datos obtenidos y se obtienen diferentes características de la reacción: la afinidad (la tendencia que tienen las moléculas A y B de formar el complejo), el calor liberado en cada reacción o la proporción de A y B en el complejo. Esta proporción podría ser de 1 molécula de A y 1 de B, que es lo más sencillo, pero podría haber otras combinaciones, por ejemplo, de una molécula de A y tres de B o cualquier otra proporción.

Toda esta información es muy útil para entender procesos biológicos y para, llegado el caso, alterarlos con fines terapéuticos. Por ejemplo, si se están buscando nuevos fármacos que se unan a alguna parte concreta de la célula, la información obtenida podría decirnos si nuestro nuevo medicamento se une mejor que el que se usa actualmente. Y todo este conocimiento ayuda a diseñar fármacos más específicos y bajar, por tanto, la dosis terapéutica.

Como conclusión, las reacciones en las que se forman complejos, y que ocurren a escala microscópica en el interior de nuestras células, son difíciles de investigar. No obstante, podemos desentrañarlas midiendo algunas de sus consecuencias, en este caso el calor. Al final, es el mismo principio de “por el humo (o el calor) sabemos dónde está el fuego (o cualquier otra reacción química)”.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si continua navegando o no cambia su configuración, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

POLÍTICA DE COOKIES

Una cookie es un archivo de texto que se almacena en el ordenador o dispositivo móvil mediante un servidor Web y tan solo ese servidor será capaz de recuperar o leer el contenido de la cookie y permiten al Sitio Web recordar preferencias de navegación y navegar de manera eficiente. Las cookies hacen la interacción entre el usuario y el sitio Web más rápida y fácil.

Información general

Está página Web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto generados por las páginas web que usted visita, las cuales contienen los datos de sesión que pueden ser de utilidad posteriormente en la página web. De esta forma esta Web recuerda información sobre su visita, lo que puede facilitar su próxima visita y hacer que el sitio Web le resulte más útil.

¿Cómo funcionan las cookies?

Las cookies sólo pueden almacenar texto, por lo general siempre es anónimo y cifrado. No se almacenarán información personal alguna en una cookie, ni pueden asociarse a persona identificada o identificable.

Los datos permiten que esta Web pueda mantener su información entre las páginas, y también para analizar la forma de interactuar con el sitio Web. Las cookies son seguras ya que sólo pueden almacenar la información que se puso en su lugar por el navegador, lo que es información que el usuario ha introducido en el navegador o la que se incluye en la solicitud de página. No puede ejecutar el código y no se puede utilizar para acceder a su ordenador. Si una página web cifra la información de la cookie, sólo la página web puede leer la información.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Las cookies que utiliza esta página Web se pueden distinguir según los siguientes criterios:

1. Tipos de cookies según la entidad que las gestiona:

Según quien sea la entidad que gestione el equipo o dominio desde donde se envían las cookies y trate los datos que se obtengan, podemos distinguir:

- Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

- Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, sino por otra entidad que trata los datos obtenidos través de las cookies.

En el caso de que las cookies sean instaladas desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor pero la información que se recoja mediante éstas sea gestionada por un tercero, no pueden ser consideradas como cookies propias.

2. Tipos de cookies según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas en el equipo terminal podemos distinguir:

- Cookies de sesión: son un tipo de cookies diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web. Se suelen emplear para almacenar información que solo interesa conservar para la prestación del servicio solicitado por el usuario en una sola ocasión (p.e. una lista de productos adquiridos).

- Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por el responsable de la cookie, y que puede ir de unos minutos a varios años.

3. Tipos de cookies según su finalidad:

Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las cookies, podemos distinguir entre:

- Cookies técnicas: son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: son aquellas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

Herramienta de gestión de las cookies

Está página Web utiliza Google Analytics.

Google Analytics es una herramienta gratuita de análisis web de Google que principalmente permite que los propietarios de sitios web conozcan cómo interactúan los usuarios con su sitio web. Asimismo, habilita cookies en el dominio del sitio en el que te encuentras y utiliza un conjunto de cookies denominadas "__utma" y "__utmz" para recopilar información de forma anónima y elaborar informes de tendencias de sitios web sin identificar a usuarios individuales.

Para realizar las estadísticas de uso de esta Web utilizamos las cookies con la finalidad de conocer el nivel de recurrencia de nuestros visitantes y los contenidos que resultan más interesantes. De esta manera podemos concentrar nuestros esfuerzos en mejorar las áreas más visitadas y hacer que el usuario encuentre más fácilmente lo que busca. En esta Web puede utilizarse la información de su visita para realizar evaluaciones y cálculos estadísticos sobre datos anónimos, así como para garantizar la continuidad del servicio o para realizar mejoras en sus sitios Web. Para más detalles, consulte en el siguiente enlace la política de privacidad [http://www.google.com/intl/es/policies/privacy/]

Cómo gestionar las cookies en su equipo: la desactivación y eliminación de las cookies

Todos los navegadores de Internet le permiten limitar el comportamiento de una cookie o desactivar las cookies dentro de la configuración o las opciones del navegador. Los pasos para hacerlo son diferentes para cada navegador, se pueden encontrar instrucciones en el menú de ayuda de su navegador.

Si no acepta el uso de las cookies, ya que es posible gracias a los menús de preferencias o ajustes de su navegador, rechazarlas, este sitio Web seguirá funcionando adecuadamente sin el uso de las mismas.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

- Para más información sobre Internet Explorer pulse aquí.
- Para más información sobre Chrome pulse aquí.
- Para más información sobre Safari pulse aquí.
- Para más información sobre Firefox pulse aquí.

A través de su navegador, usted también puede ver las cookies que están en su ordenador, y borrarlas según crea conveniente. Las cookies son archivos de texto, los puede abrir y leer el contenido. Los datos dentro de ellos casi siempre están cifrados con una clave numérica que corresponde a una sesión en Internet por lo que muchas veces no tienen sentido más allá que la página web que los escribió.

Consentimiento informado

La utilización de la presente página Web por su parte, implica que Vd. presta su consentimiento expreso e inequívoco a la utilización de cookies, en los términos y condiciones previstos en esta Política de Cookies, sin perjuicio de las medidas de desactivación y eliminación de las cookies que Vd. pueda adoptar, y que se mencionan en el apartado anterior.